Ganemos quiere que la Junta asuma su responsabilidad implicándose en la promoción turística de la ciudad de Albacete

El Grupo municipal Ganemos Albacete propondrá al Pleno que el Ayuntamiento de Albacete se  dirija a la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha para pedirle que se implique en la promoción turística de la ciudad de Albacete, ya que con los recortes de 2012 del Gobierno de Cospedal se produjo en retroceso en esta materia que el Gobierno de García Page aún no ha revertido. 

Así lo ha anunciado el viceportavoz municipal de Ganemos Albacete, Álvaro Peñarrubia, quien desgranando la moción que defenderá el jueves ha señalado que la implicación de la Junta se requiere básicamente a través de dos vías: una, que cumpla con su obligación de convocar las pruebas para e la habilitación que permite ejercer la actividad de guía turístico en Castilla-La Mancha, puesto que en Albacete ahora sólo una persona tiene esa acreditación; y dos, asumiendo nuevamente el mantenimiento de la oficina de información turística, que ahora le cuesta al Ayuntamiento 30.000 euros al año porque la Junta sigue escurriendo el bulto.

El viceportavoz de Ganemos ha recordado que Copedal cerró en 2012 todas las oficinas de turismo de la región, decisión que, además de los 40 despidos, también tuvo respuesta dentro de su propio gobierno al presentar la dimisión el director general de turismo. La alternativa que propuso la consejera entonces fue ir de la mano del sector privado. 

Ante ese panorama, después de meses sin oficina de información, el Ayuntamiento de Albacete, firmó un convenio con la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería y Turismo para la gestión indirecta del recurso. “Ahora, con el convenio caducado, nos enteramos en la presentación del Plan de Competitividad que la gestión de la oficina de información turística va a salir a licitación, algo con lo que este grupo discrepa absolutamente ya que una cosa  es prestar  el servicio ‘de la mano’ o  en colaboración con el sector privado, y otra diferente es que lo gestione el sector  privado con dinero público y se llama privatización de los servicios públicos”, ha indicado Peñarrubia.

Respecto al tema de los guías turísticos, en Albacete hay solamente tres personas acreditadas para llevar a cabo dicha labor,  si bien dos de ellas, al parecer, no tienen interés en ejercer. Sin embargo, nos consta que hay personas que han manifestado su voluntad de  convertirse en guías autorizadas, tanto para informar a visitantes foráneos como a personas de Albacete que quieran conocer nuestra ciudad.
El problema reside en que la última convocatoria para la obtención de la habilitación que permite ejercer la actividad de guía turístico se remonta a  2008, a pesar de que  el Decreto 96/2006 de Ordenación Profesiones Turísticas de Castilla-La Mancha obliga a la Consejería competente en materia de turismo a convocar, al menos cada dos años, dichas pruebas. 

Sin embargo, ni con el gobierno de Cospedal ni con el de García-Page la Junta ha llegado a convocar las pruebas. “Y no sólo eso  -ha añadido Peñarrubia- sino que tenemos constancia de que el actual presidente y alguno de sus cargos han llegado a aconsejar por escrito a personas que han solicitado acceder a la acreditación que lo haga en cualquier otro punto del territorio español, ya que conforme a la nueva legislación, podría ejercer también en Castilla-La Mancha. Una solución que nos parece a todas luces inadmisible”. 

 

 

Añadir nuevo comentario